Coworking es un verbo

coworking

Viento de poniente. Tarde de caluroso mes de junio en el sur. El agua de la playa de la Alcaidesa está helada. El único resguardo para combatir el sol es el triángulo de arena caliza que cubre la sombrilla.

  • ¿Julián, qué piensas? Estás como ausente.
  • Estoy dándole vueltas al hecho de compartir despacho…
  • ¿Sigues con eso? Shiquillo metete en un coworking de esos.
  • Desos, dice. María, creo que es una decisión importante. No sé, ya sabes, para mí el coworking no es sólo un espacio.
  • Ah, ¿no? Explícame ¿Qué es para ti?
  • María, pues…

Julián cerró los ojos por un instante y entonces lo vio claro.

***

Podríamos decir que el coworking no sólo es un espacio, es un verbo que se conjuga.

Y es que tras este neologismo, que podríamos traducir en castellano como “cotrabajo”, se esconde algo más que un lugar con una buena conexión a internet. En palabras de Jordi Silvestre (Co-fundador/ gestor de Alpha Espai Coworking) “el coworking comienza cuando las personas comparten conocimiento, talento, innovación, capacidad de riesgo y experiencia”. Podríamos decir, entonces, que el coworking no sólo es un espacio, es un verbo que se conjuga.

Desde mi punto de vista, dos: Compartir y participar.

Compartir (*) Del lat. compartīri.

1- tr. Repartir, dividir, distribuir algo en partes.

Como dice Eva María Caravaca en su post El valor del coworking, lo primero que compartimos son las ventajas tangibles e inmediatas:

  • Reducir gastos de oficina y equipamientos.
  • Poder disponer de un lugar, por lo general, con buena accesibilidad y situado estratégicamente para hacer negocios.
  • Trabajar cómoda y libremente.
  • O tener una dirección postal, entre otras.

Participar (*) Del lat. participāre.

1- intr. Dicho de una persona: Tomar parte en algo.

Sin embargo, además de estas ventajas, el coworking conlleva otras que se derivan del participar de la filosofía de este nuevo entorno de trabajo.

Dinámicos y colaborativos, son espacios en los que sus habitantes, los coworkers, están abiertos a crear sinergias, a aprender cosas nuevas de las personas que los rodean y de los proyectos que éstas ponen en marcha; a dar valor a las ideas, a la creatividad y a la innovación para que los proyectos se hagan más grandes con las diferentes perspectivas que se aportan. En los que se crece con los demás y siendo parte de un propósito compartido. Características, todas ellas, necesarias para la creación de proyectos innovadores centrados en las personas y sus necesidades.

El coworking es un hábitat lleno de posibilidades y recursos, de ideas y personas, de proyectos que confluyen, de aprendizaje, de entusiamo y proactividad

Un cambio de mentalidad, un cambio de entorno laboral que propicia las relaciones sociales y profesionales, y por qué no personales, y favorece el pensamiento disruptivo, la flexibilidad, la colaboración y la implicación con nuestro entorno.

Como podemos ver, el coworking no es solo un continente sino también un contenido que se transforma y fluye junto con las personas que lo crean y forman parte del mismo. El coworking es un hábitat lleno de posibilidades y recursos, de ideas y personas, de proyectos que confluyen, de aprendizaje, de entusiamo y proactividad.

***

  • … creo que ya lo tengo!
  • ¿El qué, Julián?
  • ¡Qué ya sé donde conjugar los verbos!
  • ¿De qué me estás hablando?
  • Del coworking que quiero…
  • Estoy perdida, Julian…
  • María, es fácil, sólo tenía que mirar al sur… aquí también existen.

Si quieres encontrar lo que Julián andaba buscando, te invito a que mires hacia el Estrecho de Gibraltar y visites el espacio de coworking de la Asociación InnovAtlas. Mucho más que una conexión a internet…

622819_207252712742114_2058455702_o

Un espacio abierto para todos los emprendedores, profesionales y empresarios que lo necesiten. Una oportunidad única en un entorno idóneo para generar ideas, ser creativo, innovar y compartir con otras personas tus inquietudes y proyectos.

¿Es el coworking para ti? ¿Quieres comprobar por ti mismo/a si sientes que el espacio y tú encajáis? No te cortes y contacta con la Asociación ¡Te están esperando!

 

(*) Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Deja un comentario