Espejito espejito

Espejo social vs. espejo real
Espejo social vs. espejo real

El hombre que hace todo por ser feliz dependiendo de sí mismo, y no de los demás, ha adoptado la mejor estrategia para ser feliz” Platón.

¿Qué imagen tienes de ti mism@? ¿Cómo crees que te ven las personas que te rodean? ¿Qué reflejo es el que determina tu comportamiento? ¿Qué influencia tienen l@s demás sobre ti? ¿Lo que ves te hace feliz?

¿Cuál es el espejo en el que te miras? Por un lado puedes elegir hacerlo a través del espejo social o por otro echarte un vistazo en el espejo real.

El espejo social refleja como nos ven los demás, lo que piensan de nosotros y las reacciones que les provocamos. Son percepciones, opiniones y paradigmas en los que en numerosas ocasiones fundamentamos nuestros juicios e imágenes de nosotros mismos.

El espejo real, por contra, nos muestra nuestro verdadero ser, sin las interferencias de interpretaciones ajenas.

Nuestra mente construye modelos o ideas acerca del mundo y los utiliza para sacar el sentido de las cosas. Nuestras decisiones son juicios y predicciones que provienen de nuestros paradigmas. Mientras más cercanos estén nuestros paradigmas a la realidad, mejor serán nuestras decisiones. Sin embargo, en ocasiones, nos comportamos de manera inefectiva porque no percibimos claramente y confundimos espejo social con espejo real, dicho de otra forma, lo que nos reflejan los juicios de otros con lo que es nuestra esencia.

Si la única visión que tenemos de nosotros mismos proviene del espejo social la concepción que tengamos de nosotros puede que esté deformada.

Piensa en afirmaciones como estas:

  • No vales para los idiomas.
  • Tú lo que tienes que ser es un abogado de prestigio.
  • ¡Es increíble que no lo comprendas con lo simple que es!
  • ¿Artista? Déjate de tonterías ¡¿o lo que quieres es pasar más hambre que un perrillo chico?!
  • No te veo capacitado para eso, seguro que no lo consigues.

¿Te suenan? ¿Te las han dicho alguna vez? ¿O has sido tú el que las has manifestado en relación a alguien conocido o cercano? ¿Son proporcionadas u objetivas? ¿En qué se fundamentan?

La mayoría de las ocasiones más que reflejos se tratan de proyecciones relativas a las preocupaciones y debilidades de quienes las dicen y dan por válidas, no proporcionándonos un reflejo correcto de lo que somos (puediendo dañar nuestra autoestima) y determinando la configuración de nuestros mapas personales (incluso conformando creencias limitantes infundadas).

¿De quién depende entonces tu comportamiento? ¿Cuál es el reflejo en el que se fundamenta tu esencia y tu felicidad?

Espejito espejito…

P.S. No vale hacer responsable a la madrastra de Blancanieves 😉 Platón ya te avisó con la frase de pie de foto de que dependía de ti.

www.emmanuelguerra.com

Deja un comentario